• Implantar medidas para prevenir desde la educación la perpetuación de roles de género, el machismo y la violencia de género, desarrollando contenidos específicos en los currículos y a través de la formación del profesorado.
  • Reforzar la regulación de conciliación laboral para acabar con el techo de cristal que permita a las mujeres ascender a puestos de responsabilidad y que favorezca la incorporación de los hombres a las tareas de cuidados.
  • Implantar medidas para combatir la prostitución encaminadas a reducir el número de víctimas de trata con fines de explotación sexual, concienciando de la tolerancia cero hacia su consumo.